Oscar Albarrán

Retomamos las entrevistas, en este caso al actual entrenador del Infantil A, una excelente persona y gran técnico, pilar imprescindible de la gran familia Club Baloncesto Burriana.

1.- Para que todos te conozcan ¿Quién es Oscar Albarrán?

En cuanto a carácter me definiría como una persona muy sociable, simpático y muy de la broma.

Aunque cuando hay que ponerse serio también soy el primero en hacerlo.

También soy de los que cuando algo le gusta lo da todo, me esfuerzo y no tiro la toalla,  aspecto que intento transmitir a mis jugadores tanto para el baloncesto como para su vida diaria.

2.- Háblanos de tu trayectoria como jugador de baloncesto

He sido siempre un chico de club. Me crié viendo a mi hermano jugar y yendo con él a todos sus entrenamientos.

Se podría decir que siempre he mamado desde pequeño este maravilloso deporte en la familia ya que mi tío también fue jugador del club.

Esto me hizo amarlo desde bien pequeño. Entrenaba con mi equipo y me quedaba siempre al siguiente entrene, aún que fuese de un equipo más mayor que yo. 4 días a la semana 2 sesiones al día más el partido del fin de semana.

Y fue gracias a ese esfuerzo y dedicación que tuve,  y al apoyo de mi familia y mis entrenadores Evaristo, Jorge Blasco y Marc Gil, que tuve la suerte de poder formar parte de las diferentes categorías de la Selección Valenciana y disputar los campeonatos de selecciones autonómicas, y como colofón fui fichado en infantil por el Valencia Basket. Club con el que pude disfrutar y disputar la Mini Copa del Rey, campeonatos de España de clubes, torneos de nivel nacional e internacional, y tener dos grandes entrenadores como Ferrán Pizcueta que se está convirtiendo en uno de los mejores entrenadores de formación.

Pero todo esto no fue siempre tan bonito como pueda parecer, ya que en infantiles de segundo año tuve un fuerte esguince y a partir de ese momento ya no volví a levantar cabeza con el tobillo. Me recuperaba y cuando volvía a ser la mejor versión como jugador de mí mismo, volvía a recaer en otra lesión. Hasta el punto de tener que ser operado en el paso a junior, año en el que terminó mi bonita etapa de competir al máximo nivel en categorías de formación.

Después volví a mi casa, a mi club, el Burriana.

Fue ya en Burriana donde vi que al no poder volver a ser el mismo jugador que lo daba todo en la pista, me gustaría transmitir ese esfuerzo a los demás,  y que mejor forma que siendo entrenador y ayudando a los niños que les gusta este deporte.

3.- Como entrenador, ¿cuál es tu mayor satisfacción?

La mayor satisfacción, más allá de las victorias, diría que es ver disfrutar a mis jugadores, verlos esforzándose y mejorar día a día.

4.- ¿Cómo ves el futuro del CBB y qué te gustaría mejorar en la parte Deportiva?

El futuro a día de hoy lo veo muy positivo,  ya que poco a poco se va creciendo. Solo hay que ver el incremento de jugadores/as y equipos tanto de la parte masculina como de la femenina.

Creo que se tiene que seguir trabajando y tener paciencia puesto que esto debe ser una carrera de fondo en la que todos trabajemos al máximo por seguir mejorando día a día y cada año plantear nuevos objetivos.

5.- ¿Qué les dirías a unos padres que dudan sobre compaginar los estudios con una buena formación Deportiva?

Creo que es un tema delicado, pero desde pequeños hay que hacerles ver que la organización es fundamental. Deben de aprender y entender que se han comprometido con un club, su equipo, compañeros y entrenadores,  y eso conlleva que hagan lo máximo para asistir siempre a todo. De ahí la importancia de organizarse, para no llegar el día antes de un examen y no asistir al entrenamiento por estudiar cuando el niño sabía la fecha de ese examen una semana antes. Y es ahí donde entra nuestra labor conjunta con las familias, para que aprendan a organizarse y puedan asistir a todo.

6.- Ha llegado a mis oídos que eres uno de los jugadores con más visión de jugada en la cancha. Siendo tan joven, ¿Qué te ha apartado de la competición?

En primer lugar gracias por el piropo, y en segundo lugar creo que ha sido cuestión de mala suerte.

Como antes comentaba, he sufrido mucho con el tobillo hasta el punto de ser operado siendo muy joven, eso me ha lastrado hasta día de hoy que sigo teniendo problemas de tobillo.

Pero no es suficiente para apartarme de las pistas, este año no ha podido ser, por una lesión este verano en la que se me planteó de nuevo el ser operado, pero he decidido seguir adelante y como se suele decir, hasta que el cuerpo aguante.

Y es por eso que la próxima temporada espero poder volver a jugar y competir con nuestro sénior. Nada me hace más feliz que jugar a básquet.

7.- Es hora de mojarse. ¿Qué te gustaría cambiar, mejorar o promover en la Junta Directiva del Club?

Se está haciendo una buena labor, pero como todo en la vida siempre se puede mejorar.

Hay que valorar que es gente que decide dedicar su tiempo libre a preocuparse por que el club funcione y siga creciendo.

Por eso siempre hay que mantener el respeto a todos y todas las personas que forman la directiva del club.

Por esto prefiero mojarme y dar mi opinión en las reuniones de entrenadores y directiva.

8.- Reflexión personal.

Para terminar solo me gustaría dar las gracias a todo el club, jugadores y jugadoras, padres, madres, familiares y aficionados al baloncesto de nuestro pueblo por apoyar este deporte y hacer que sigamos creciendo año tras año.

Y en especial a aquellas personas que hicieron posible que pudiese vivir todas esas experiencias tan buenas e inolvidables de mi etapa como jugador en las categorías de formación.

Mil gracias.

 

¡¡¡TRENQUEM!!!

Fotografías: Ramon Usó