Categoría: JUNIOR A M

CB Xirivella 66 – CB Burriana Junior A Masc. 75

Partido importantísimo el que disputó el pasado domingo el Junior A en la pista del CB Xirivella. Una victoria distanciaba al equipo de Santi Llorens en tres victorias con los 3 últimos puestos de descenso y se metía en una zona templada en la clasificación, empatado con otros 3 equipos.

Como viene siendo habitual en los partidos lejos de casa nuestros juniors salieron muy fríos y erráticos, más aun, con la presión que ejercían los valencianos en nuestra salida de balón. Errores no forzados se repetían en ambas canastas y con 6:43 aun por jugar el marcador mostraba un raquítico 4-4. Al menos debajo del aro mandábamos en el rebote, y con un ataque más pausado nos situábamos por delante en el electrónico 9-11 a falta de 3:34 para el final. Sin embargo, los últimos minutos se convirtieron en una pesadilla y con un parcial de 12-4, cerraban los valencianos el cuarto 5 arriba, 21-15.

El primer tramo del segundo cuarto fue calcado al primero, sin que ninguno de los dos contrincantes se asentara en la pista. Uno de los problemas de nuestros júniors hasta ese momento era la presión que intentaban ejercer en pista contraria, pero que no daba resultado, lo que provocaba canastas demasiado fáciles. Así y todo, con un ajustado 25-23 y con 5:22 aun por jugar, se empezaba a notar en el ambiente que quien consiguiera coger una renta de más de 7,8 puntos se llevaría la victoria. Poco a poco los jugadores de Santi fueron cogiendo confianza y se notó en el último tramo de la primera parte, donde lograron dale la vuelta al marcador y se marcharon al vestuario con un esperanzador 36-39 en el marcador.

El tercer cuarto vino marcado por las personales, sobre todo de nuestros hombres altos, y antes de llegar a su ecuador ya estábamos en bonus. Los rivales lo aprovecharon y con un buen porcentaje desde la línea de tiros libres aguantaban nuestras embestidas. A falta de 2:02 volvían a ponerse por delante con un ajustado 32-30. Los errores empezaban a costar caro pero estaba claro que todo se decidiría en los últimos minutos. Pues con empate a 52 cerraban el tercer cuarto.

Los primeros compases del definitivo cuarto no aclararon gran cosa pues el nerviosismo empezó a invadir la pista, aunque cogimos un distancia de 3 puntos, en este encuentro era un tesoro, que aguantaríamos hasta pasada la mitad del cuarto. Era el momento de dar la estocada y con, posiblemente, el mejor tramo de todo el encuentro, cogimos una ligera ventaja de 5 puntos 63-68 a falta de 2:22 para el final. La sensaciones ahora eran diferentes a las de la primera parte y con autoridad fueron agrandando la distancia hasta el 66-75 final.

Aunque no realizaron un gran encuentro, sí jugaron con seriedad y supieron superar las diferentes fases del partido donde parecía que todo se venía abajo. Ahora, con 4 victorias, toman aire para afrontar 2 encuentros muy duros ante equipos de la parte alta de la tabla antes del parón navideño.

Síguenos y comparte:

CB Burriana Junior A Masc – NB Paterna Junior B

Nos visitaba el Nou Bàsquet Paterna Negro, que todavía no contaba con ninguna victoria, y que, por lo tanto, era una buena oportunidad para sumar un nuevo triunfo y alejarnos de la zona de descenso.

Más tras el partido de la semana pasada ante un rival directo y que se perdió en los últimos instantes.

Los chicos de Santi Llorens salieron muy concentrados sabiendo lo que se jugaban. Aunque costó en los primeros minutos demostrar su superioridad, esta no se reflejaba en el marcador y con 3:50 jugados el resultado era solo 7-4. Pero con una buena presión en su salida de balón, un tiro exterior, a diferencia de la semana pasada, bastante eficiente que rompía su defensa en zona y fuertes en el rebote, pronto encarrilaron el partido y a falta de 2 minutos la diferencia era de 10 puntos, 16-6. un arreón final con un parcial de 5-0 dejaba el marcador final en 21-6 y el partido bastante de cara.

Una buena salida en este segundo cuarto situaba la diferencia en el marcador en 18 puntos, 28-10, aunque las sensaciones no eran las mismas. Empezábamos a abusar del tiro exterior, bastante errático en esta fase del partido, y la defensa ya no era tan contundente, teniendo incluso problemas con el rebote. Además, nos cargamos muy pronto de personales, lo que les llevaba a la línea de tiros libres con demasiada asiduidad. Todo esto lo aprovecharon los valencianos, que sin hacer un juego extraordinario, redujeron distancias y llegaron a situarse a 9 puntos, 28-19 a falta de pocos minutos para acabar la primera parte. La desconexión en la cancha en algunas fases de los partidos empieza a ser preocupante y todas las buenas sensaciones del primer cuarto se esfumaron en un plumazo. Con un desesperante 32-22 llegábamos al ecuador del choque.

Saltaron a la pista nuestros júniors con otra cara y con un parcial de 5-0 volvieron a coger un poco de aire. Con la presión otra vez muy fuerte y con buenas decisiones en ataque, controlaron otra vez el partido, que a falta de 3:02 dominaban de 18 puntos, 44-26. La victoria ya no podía escaparse, más aun, alcanzando la máxima diferencia en el electrónico, 49-29.

El último cuarto tuvo poca historia y aunque a los nuestros cada vez les costaba más penetrar su zona, tampoco pasábamos muchos agobios en defensa. La diferencia en el marcador apenás varió y con un claro 63-46 llegábamos al final del encuentro.

A falta de 4 partidos para acabar la primera vuelta de competición, el partido de la semana que viene se presenta vital. El triunfo ante el CB Xirivella, con solo una victoria, nos alejaría de los puestos de descenso, aunque seguro que será un partido muy duro.

Síguenos y comparte:

CB Gil Comes Vinarós Junior Masc – CB Burriana Junior A Masc.

Después de la victoria de la semana pasada ante el CB Benicarló, nuestro Júnior A visitaba la siempre difícil pista del CB Gil Comés Vinaròs con la moral alta. Pero, aunque les derrotamos en pretemporada, estaba claro que el partido sería muy duro e igualado, como a la postre fue.

Empezó el encuentro con muchas imprecisiones por ambos bandos, tanto es así, que la primera canasta no llegó hasta casi los 4 minutos jugados. El partido, como el pabellón, era gélido, con demasiadas imprecisiones que hacían que a 4.42 para el final del cuarto el marcador mostrara un pobre 3-2. Las defensas se imponían a los ataques, provocando en varias ocasiones que se agotara el tiempo en ataque, y los tiradores no tenían su día. Con un ajustado y escaso 8-8 se llegaba a la conclusión del primer cuarto.

El comienzo del segundo parcial fue calcado al primero, parecía que nadie quisiera encestar, y el marcador se movía muy lentamente. Del 10-10 a 7:32 del final se pasaba a un sonrojante 11-12 a 4:12 de agotarse el cuarto. Penetrar en su zona nos costaba horrores y en el tiro exterior los porcentajes empezaban a ser preocupantes. Además las personales nos comenzaban a lastrar y los tiros libres eran aprovechados por los rivales. Con un último minuto para olvidar, los vinarocenses cogieron una ligera ventaja en el electrónico, 23-16, que sellaba la primera mitad.

El partido cada vez era más frío y los errores volvían a repetirse en ambas canastas. Daba la impresión que el que estuviera más centrado y sereno en los minutos finales se llevaría la victoria, pero para eso deberíamos esperar al último y definitivo cuarto. Y fue una lástima, pues con solo 4 minutos jugados, el marcador mostraba un preocupante 27-20 que pasó a 27-25 al final cuarto. Los chicos de Santi habían conseguido que los locales no anotaran en 6 minutos, sin embargo, ellos solo pudieron conseguir 5 puntos. Era la oportunidad de escaparse en el tanteador, pero el tiro exterior seguía siendo un calvario y las ideas en ataque se reducían a penetrar en una zona demasiado poblada.

Y lo que no deseábamos que sucediese, sucedió. En unos primeros minutos del definitivo cuarto, los locales se entonaron en ataque y sin hacer nada espectacular, cogieron una renta de 8 puntos, 33-25. Una renta corta pero tal como estaba el partido, parecía irremontable. La distancia parecía insalvable con el 41-33 a falta de 2:21, pero cuando todo parecía que estaba perdido, los nuestros sacaron fuerzas de flaqueza y con un básquet muy serio y con una buena presión en su pista, se colocaban a tan solo dos puntos, 43-41, a falta de 1:15. Era el momento de dar el golpe en la mesa pero malas decisiones en ataque y un triple de los rivales dejó el marcador en el definitivo 48-42.

Una verdadera lástima, pues a semejanza del encuentro contra el Core Puerto Sagunto, que también se perdió por 6 puntos, se logró la remontada en un partido ya perdido pero en unos minutos finales mal jugados, se echó por tierra todo el esfuerzo realizado. Así pues, solo queda seguir trabajando y prepararse bien para los dos siguientes encuentros, ante dos equipos de la parte baja de la clasificación, que nos hagan coger confianza para afrontar la segunda vuelta de la competición, que seguro que será muy emocionante.

Síguenos y comparte:

CB Burriana Junior A Masc – CB Benicarló Junior Masc.

Partido importantísimo para los chicos de Santi Llorens (aunque fue José Luis María el que se sentó en el banquillo), el jugado este sábado en el pabellón La Bosca, pues se veían las caras con uno de los equipos de la zona baja de la tabla, el CB Benicarló. Y más después del sabor agridulce que dejó la derrota en el último suspiro de la semana pasada.

Empezó el choque con buenas sensaciones, pues en defensa los nuestros estaban fuertes, obligando a los benicarlandos a lanzar desde fuera de la zona, y además el rebote era nuestro, lo que nos ayudaba a lanzar rápidos ataques. Con solo 3 minutos jugados el marcador reflejaba un claro 7-0. Sin embargo, en ataque estático estábamos bastante erráticos, con canastas fáciles falladas y con un promedio de tiro exterior flojo. Afortunadamente, los rivales no lo aprovechaban y seguían con el marcador a 0, 11-0, a falta de 4:13 para el final de cuarto. Se intuía un partido plácido pero nuestros júniors no acababan de asentarse y con un corto 14-5 -todos los puntos del CB Benicarló fueron desde la línea de tiros libres- llegábamos al final del primer parcial. Costaba creer que tal como se había desarrollado el encuentro, la ventaja fuera solo de 9 puntos.

El segundo cuarto fue mucho más igualado. Nosotros seguíamos espesos en ataque y los rivales empezaban a coger confianza y creer que podían llevarse el partido. Con 20-11 llegábamos al ecuador del cuarto y las personales empezaban a lastrarnos, dándoles oxígeno cada vez que iban a la línea de tiros libres. Aunque en los siguiente minutos se entonaron los nuestros, el equipo rival ya no estaba tan desacertado en nuestra canasta, por lo que la distancia se mantuvo hasta la media parte con un corto 30-21.

El comienzo de la segunda mitad fue el resultado de lo que se presagiaba minutos antes, pues la reacción esperada no llegaba y con 3 triples seguidos los del Maestrats se colocaban 33-32 con tan solo 5 minutos jugados. Eran momentos de zozobra que podían echar al traste todo lo realizado en los primeros 20 minutos, sin embargo, ahora sí reaccionaron y volvieron a coger una pequeña ventaja, 44-38, que se mantuvo hasta el final del tercer cuarto. Nuestros rivales nos advertían que la victoria no sería tan fácil como todo parecía indicar en los primeros minutos.

Llegábamos al definitivo cuarto con todo por decidir y con algunos jugadores importantes cargados de personales. La tensión se notó en los dos equipos pues con 4 minutos jugados solo nuestros júniors habían anotados 3 puntos dejando la ventaja en 9 puntos 47-38. Se jugaban los minutos decisivos y los errores se repartían en ambas canastas, con demasiada precipitación y malas decisiones en ataque. Todo esto lo aprovecharon los jugadores de José Luis para no bajar la diferencia y llegar con un casi definitivo 53-43 a 2:27 para el final. Aunque no se vio peligrar la victoria, en un último arreón de los visitantes se colocaron a solo 4 puntos, 56-52, pero con un certero triple cuando iba a sonar la bocina, se cerraba el marcador con el definitivo 59-52.

Partido con demasiados altibajos, como el de la semana pasada, aunque esta vez con mejor resultado. Ahora a pensar en el próximo encuentro contra un rival directo, el CB Gil Comes Vinaròs, con los que estamos empatados a 2 victorias y que ya derrotamos en un partido de pretemporada, aunque esta vez no será sencillo volverlo a hacer.

Síguenos y comparte:

CB Burriana Junior A Masc. – Core Puerto Sagunto Junior A Masc.

Partido emocionantísimo, con muchos altibajos por parte de nuestro Junior A, que no se ha decidido hasta el último minuto. Y ha sido una verdadera lástima, pues la remontada se ha quedado a un paso de alcanzarla. Se preveía un encuentro ajustado, pues venía el Core Puerto de Sagunto con solo una victoria, como los nuestros, pero con un partido más disputado. Y así ha sido.

Empezaba el choque con bastante acierto en ambas canastas. La presión que ejercían ambos equipos no resultaba muy efectiva y los ataques se imponían a las defensas. A mitad de cuarto el marcador mostraba un ajustado 11-9. A primeras de cambió se vio que los rivales basaban casi todo su juego en transiciones rápidas, por lo que ajustando más la presión y con ataques muy trabajados cogimos una pequeña ventaja ene el electrónico, 19-10 a falta de 2:30 para el final. Era el momento de asestar un golpe de gracia para escaparnos pero los valencianos reaccionaron y con un último minuto eléctrico cerraron el primer parcial con solo 7 abajo, 21-14.

El segundo cuarto fue un mal sueño para los nuestros. Los rivales intensificaron su presión y nos causaron un auténtico colapso. Con tan solo 4 minutos jugados el parcial era de 2-12 y se mascaba la tragedia. El equipo de Santi, con tan solo 8 efectivos y uno de ellos cadete, empezaba a notar la diferencia de físico ante el equipo visitante, con mucho más banquillo, pues sus contraataques ahora eran demoledores. La presión hacía aguas por todas partes y la ventaja iba aumentando. A falta de 1:51 para cerrar la primera mitad, el parcial empezaba a ser sonrojante, 3-24, con un claro 24-38. En ataque estábamos muy espesos, con mal tiro y decisiones pésimas. Sin embargo, como en otras ocasiones, sacaron el orgullo y en un último arreón redujimos la diferencia en tan solo 5 puntos, 33-38.

La última reacción fue solo un espejismo, pues el tercer cuarto fue un calco del segundo, con una presión asfixiante que no sabíamos contrarrestar y con un porcentaje de tiro pésimo. La ventaja ya empezaba a ser definitiva, con un preocupante 40-57 a falta de 4:02, pero peor era la imagen que daban los chicos de Santi en la pista, con errores en el pase y mucha precipitación en sus acciones. Pero cuando peor pintaban las cosas unos últimos minutos de esperanza dejaban el marcador en un ilusionante, para lo que se había visto, 49-61.

El definitivo cuarto era una incógnita, pues no sabíamos qué cara iba a mostrarnos el equipo, si la del inicio de los dos anteriores cuartos o la de sus respectivos finales. Afortunadamente, surgió otra vez la casta y el buen juego de los nuestros y poco a poco fueron metiendo el miedo en el cuerpo a los valencianos. Sus canastas fáciles ya no lo eran tanto y nosotros en ataque volvíamos a ser un equipo fuerte, con buenas penetraciones y juego interior. Con todo, del 55-63 con 2 minutos jugados pasábamos a un justo 66-69 a 3:22 del final. Pero cuando más falta hacía la tranquilidad y el acierto de cara al aro, estos no llegaron y con varios ataques para empatar el partido fallados y triples que se quedaron en el limbo, terminó el encuentro con un frustrante 69-75 final.

Duro golpe el que se han llevado nuestros júniors pero que les debe hacer seguir trabajando para conseguir una nueva victoria que les haga subir puestos en la clasificación. Y la siguiente oportunidad será de nuevo en el Pabellón La Bosca ante un CB Benicarló en horas bajas y que aun no conoce la victoria.

Síguenos y comparte:

Tau Castelló B Junior Masc. – CB Burriana A Junior Masc.

Partido adelantado al viernes el que jugaron nuestros júniors ante un equipo de mitad tabla, el TAU Castelló B, que venía de ganar al Core Puerto Sagunto pero de perder ante nuestros oponentes la semana pasada, el ACD Benicense Alcora. Así pues, se presentaba, en teoría un partido igualado pero que a la postre no fue así.

Y todo por un desastroso primer tiempo donde los chicos de Santi Llorens se vieron desbordados en todo momento por los castellonenses. Su presión asfixiante y muy bien realizada nos ahogó durante los primeros 20 minutos donde en ningún momento pudimos contrarrestarla. Además, su defensa en zona se nos atragantaba y era difícil perforarla. Así y todo, gracias a un buen tiro exterior llegamos a falta de 4:11 para el término del primer cuarto solo 3 abajo, 10-7. Sin embargo, los últimos minutos fueron desoladores y con un parcial de 9-1 encarrilaban el encuentro y con 19-8 cerrábamos los primeros 10 minutos.

El segundo cuarto empezó frenético con dos triples, uno para cada bando, pero su presión en toda la pista nos hacía precipitarnos y perder muchos balones. Nuestros jugadores no bajaron la cabeza en ningún momento y con dos buenos ataques nos colocábamos 28-17 en el marcador tras 5 minutos jugados. Pero otra mal segunda parte de cuarto echaba por tierra todo lo que habían aguantado al principio y sin darnos cuenta se iban en el marcador con un claro 44-23 en el ecuador del choque.

La segunda parte empezó con una presión alta nuestra en su campo que les hacía precipitarse. Nos ayudó a recuperar algún balón y aguantar el empuje de los rivales. Salíamos con más facilidad de la suya, lo que nos hizo rebajar la diferencia en 17 puntos, 54-37 a 4:14 del final. La verdad es que tal como se había desarrollado la primera mitad, pocos esperaban que nuestros júniors tuviesen la garra para aguantar el resultado. Con un buen porcentaje de tiros de tres, no dejábamos que los castellonenses se relajaran y con 64-46 cerrábamos el tercer cuarto, que había sido nuestro con un parcial de 20-23.

Estaba claro que el partido estaba perdido hacía mucho tiempo, pero los nuestros nunca bajaron los brazos y con otro buen cuarto, con un parcial de 15-15, llegábamos al final del partido con el 79-61 definitivo en el marcador.

Nos fuimos con la duda de qué hubiera pasado si hubiésemos podido romper su presión desde el primer momento, más viendo que el resultado global del segundo tiempo fue de 35-38. Pero eso nunca lo sabremos. Ahora, viendo el calendario próximo, con dos partidos en casa, tenemos que sacar ese orgullo de la segunda mitad para volver a la senda de la victoria que nos deje en una zona plácida de la clasificación.

Síguenos y comparte:

Junior Masc. A CB Burriana – Junior Masc. ACD Benicense Alcora

Nos rendía visita el ACD Benicense Alcora, un equipo que llevaba pleno de victorias en sus dos encuentros disputados. Los chicos de Santi Llorens, tras una semana de descanso y tras la debacle ante el Podoactiva A&A E.B.V, venían con ganas de demostrar que la categoría no les venía grande y que aun tenían mucho que decir.

El encuentro empezó con una defensa presionante en campo rival por parte de los nuestros que ahogó a los benicenses por completo. Parecía que el balón les quemaba en las manos y las perdidas eran masivas. Esto se tradujo en un 8-2 en el marcador a falta de 6:35 para el final de cuarto. Los rivales abusaban del tiro exterior ante una defensa bien posicionada y, además, el rebote en ambos aros era nuestro. El partido empezaba a decantarse hacia nuestros júniors que con 3:57 por jugar ya ganaban 19-4. Y pudo ser mayor la ventaja si no hubiésemos fallado tanto debajo de la canasta y sin oposición. Eran los mejores momentos del encuentro y había que aprovecharlos, y aunque se bajó la intensidad en los últimos momentos, el 26-9 final daba muestras de la superioridad de nuestros jugadores.

El segundo cuarto fue mucho más igualado. Los visitantes salieron más entonados y puestos en el partido. Parecía que se habían repuesto del mazazo inicial, aunque en ataque seguían obcecados en el tiro exterior con un pobre bagaje. Los nuestros, por otra parte, ya no controlaban tanto el partido y en ataque las elecciones de tiro no eran las adecuadas. Así y todo, a mitad de cuarto el marcador reflejaba aun un cómodo 29-13. Sin embargo, en pocos minutos todo cambió. Los chicos de Santi entraron en una espiral de nerviosismo y desacierto que aprovecharon los rivales para reducir diferencias y con un parcial de 1-8 se colocaban 30-21 y ponían el miedo en el cuerpo. En los últimos instantes subieron la presión otra vez y con un poco más de cabeza enderezaron el marcador hasta dejarlo en un 38-25 final.

Tras el descanso el entrenador decidió dejar la presión y posicionarse en zona, una defensa que no supieron atacar los benicenses. Aunque el tercer cuarto empezó a base de triples, uno por cada lado, las defensas se imponían a los ataques y nuestros jugadores empezaron otra vez a jugar demasiado atolondrados, con demasiados errores infantiles, como si fueran ellos los que tuvieran que remontar, pero el marcador en ningún momento se vio peligrar. La ventaja seguía siendo tranquila y del 47-34 en el ecuador del cuarto pasábamos a un 53-36 a falta de 2:41 para el final. El rebote volvía a ser nuestro y los contraataques se sucedían uno tras otro con lo que se llegó a la máxima diferencia del partido, 24 puntos, 60-36, pero la relajación en el último minuto la redujo a 20 puntos, 60-40.

El último cuarto fue más de control, de afianzar la victoria y se notó en el marcador, que no se movió en los primeros minutos. Los rivales solo veían el aro desde 6,25, con muy poco acierto, pues nuestra defensa zonal se les atragantó. Si bien estábamos correctos en defensa, en ataque sufríamos para anotar. Esto hizo que se redujera la distancia en el electrónico, aunque nunca estuvo en peligro, dejando el resultado final en un meritorio 68-53.

Chute de moral para los chicos del júnior A que tras el varapalo de la última jornada, necesitaban una buena dosis de autoestima. Aunque los marcadores de los otros partidos empiezan a mostrar resultados algo extraños, los encuentros venideros deberían servir para contrastar el potencial de este equipo, y si realmente tiene los mimbres para competir de tú a tú en esta categoría.

Síguenos y comparte:

Junior A – EB Vila-Real A

Partido para olvidar el vivido ayer tarde en el pabellón La Bosca. Nos visitaba el PODOACTIVA A&A EBV, con los que se enfrentaron en partido amistoso hace unas semanas, aunque nada tuvo que ver con este. Conocíamos el potencial de los vila-realenses y lo demostraron con creces.

Empezaron los dos equipos con presiones muy fuertes en la salida de balón, pero la suya nos creaba más problemas que la nuestra a ellos. Nos costaba llegar con tranquilidad a su zona lo que se traducía en tiros lejanos con muy poco acierto. Ellos empezaron más centrados y pronto cogieron una buena renta de 8 puntos, 4-12, con solo 3:23 minutos jugados. La presión que realizaban ambas escuadras hacía que el partido se convirtiera en un correcalles con canastas en ambos lados. A falta de 3:15 la distancia se mantenía en los 9 puntos, 11-20, pero las sensaciones eran bastante malas. Los chicos de Santi parecían por momentos jugar muy atolondrados, con errores de principiante, sobre todo en el pase, que aprovecharon los rivales para marcharse en el marcador con un preocupante 14-27.

Continuamos con la presión pero ya no les hacía daño y cada vez que la rompían se convertía en contraataque y canasta fácil. Además, se unía la acumulación de faltas que les hacía ir a la línea de personal, con lo que la distancia se incrementó hasta el punto de sentenciar el encuentro antes de llegar a su ecuador con un incontestable 25-48.

La segunda mitad no tuvo mucha historia. Aunque se abandonó la presión y se empezó a defender en zona, lo cual hizo que sufrieran para anotar en los primeros minutos, poco a poco nuestros jugadores empezaron a caer en el desánimo y el nerviosismo y dos de nuestros jugadores fueron eliminados por personales. El equipo estaba a la deriva y la distancia en el marcador crecía hasta el 33-66 al final del tercer cuarto. El último solo sirvió para corroborar la debacle y dejar el tanteador en el definitivo 40-89.

Se les presenta al equipo de Santi Llorens dos semanas, descansan la próxima jornada, para entrenar fuerte, hacer terapia de grupo para sacar conclusiones de lo ocurrido y, sobre todo, preparar el siguiente encuentro.

 

Síguenos y comparte:

CB ESCOLAPIAS B J.M. — C.B. BURRIANA JUNIOR A M

Derrota del Junior A en su visita a Valencia

Comenzaba la competición para los chicos de Santi Llorens en la peor cancha posible y contra, posiblemente, uno de los equipos que estará en las primeras posiciones de la tabla a final de temporada. El CB Escolapias basa parte de su juego en la intensidad y en una presión asfixiante, apoyada por una cancha, además de las canastas, que conocen a la perfección y en la que será complicado que salga algún equipo con la victoria en las manos. Una dura piedra de toque para empezar.

Y así fue, pues en los primeros minutos dejaron claro que iban a desarrollar un juego muy físico con una presión agobiante. Sin embargo en ataque ambos equipos estuvieron muy fallones, con demasiados errores no forzados. Nuestros juniors basaron su juego en el tiro exterior, demasiado, y con poco acierto, por lo que los valencianos poco a poco fueron cogiendo distancia en el marcador y a falta de 4:56 para acabar el cuarto, el marcador ya mostraba un preocupante 14-2. Además las faltas personales nos empezaban a lastrar, pues los rivales, a diferencia de los nuestros, sí estaban acertados desde la línea tiros libres. Con todo esto llegamos al final de cuarto con 23-9 en el electrónico.

Si el partido estaba ya decantado de lado de los escolapios, más los estuvo con la salida en tromba de un equipo rival que seguía con la misma línea de juego. Los jugadores de Santi seguían negados de cara al aro pero no bajaron los brazos nunca, dejando el parcial del cuarto en un meritorio 22-15. Aunque el partido ya estaba listo para sentencia con 45-24 a la media parte.

Poca historia tuvo la segunda mitad, más aun con el acierto de los valencianos desde la línea de 3. que con 3 canastas casi seguidas se despegaron más todavía hasta un abrumador 65-31. Eran momentos de desconcierto en los nuestros que lo pagaron con un tercer cuarto para olvidar y con 84-43 en el tanteador. Sin embargo, nuestros juniors echaron casta en el último y con un buen parcial de 22-18 evitaron una derrota más abultada. El resultado final dejó pocas dudas, 106-61.

A pesar del resultado, cabe destacar la entrega de los chicos, que nunca le dieron la espalda al partido, y esos 61 puntos en un campo tan complicado, que a buen seguro en otros encuentros nos darán la victoria. De todos modos hay que seguir trabajando y aprender de partidos tan duros como este.

 

Síguenos y comparte: