Tau Castelló B Junior Masc. – CB Burriana A Junior Masc.

Partido adelantado al viernes el que jugaron nuestros júniors ante un equipo de mitad tabla, el TAU Castelló B, que venía de ganar al Core Puerto Sagunto pero de perder ante nuestros oponentes la semana pasada, el ACD Benicense Alcora. Así pues, se presentaba, en teoría un partido igualado pero que a la postre no fue así.

Y todo por un desastroso primer tiempo donde los chicos de Santi Llorens se vieron desbordados en todo momento por los castellonenses. Su presión asfixiante y muy bien realizada nos ahogó durante los primeros 20 minutos donde en ningún momento pudimos contrarrestarla. Además, su defensa en zona se nos atragantaba y era difícil perforarla. Así y todo, gracias a un buen tiro exterior llegamos a falta de 4:11 para el término del primer cuarto solo 3 abajo, 10-7. Sin embargo, los últimos minutos fueron desoladores y con un parcial de 9-1 encarrilaban el encuentro y con 19-8 cerrábamos los primeros 10 minutos.

El segundo cuarto empezó frenético con dos triples, uno para cada bando, pero su presión en toda la pista nos hacía precipitarnos y perder muchos balones. Nuestros jugadores no bajaron la cabeza en ningún momento y con dos buenos ataques nos colocábamos 28-17 en el marcador tras 5 minutos jugados. Pero otra mal segunda parte de cuarto echaba por tierra todo lo que habían aguantado al principio y sin darnos cuenta se iban en el marcador con un claro 44-23 en el ecuador del choque.

La segunda parte empezó con una presión alta nuestra en su campo que les hacía precipitarse. Nos ayudó a recuperar algún balón y aguantar el empuje de los rivales. Salíamos con más facilidad de la suya, lo que nos hizo rebajar la diferencia en 17 puntos, 54-37 a 4:14 del final. La verdad es que tal como se había desarrollado la primera mitad, pocos esperaban que nuestros júniors tuviesen la garra para aguantar el resultado. Con un buen porcentaje de tiros de tres, no dejábamos que los castellonenses se relajaran y con 64-46 cerrábamos el tercer cuarto, que había sido nuestro con un parcial de 20-23.

Estaba claro que el partido estaba perdido hacía mucho tiempo, pero los nuestros nunca bajaron los brazos y con otro buen cuarto, con un parcial de 15-15, llegábamos al final del partido con el 79-61 definitivo en el marcador.

Nos fuimos con la duda de qué hubiera pasado si hubiésemos podido romper su presión desde el primer momento, más viendo que el resultado global del segundo tiempo fue de 35-38. Pero eso nunca lo sabremos. Ahora, viendo el calendario próximo, con dos partidos en casa, tenemos que sacar ese orgullo de la segunda mitad para volver a la senda de la victoria que nos deje en una zona plácida de la clasificación.

Síguenos y comparte: